martes, 21 de diciembre de 2010

En el recuerdo



En el recuerdo de muchos de nosotros están especiamente tres personas. A punto de finalizar este año 2010 queremos recordar desde este rincón virtual a dos mujeres y un hombre de Trabazos que se nos fueron. Tres personas con un vínculo claro con nuestro pueblo.

Primero fue José Carrera, cuando la primavera daba paso al verano.

Ya con el otoño avanzado nos dejó Remedios Carrera.

Y con los frios y nieves del final de este otoño fue María Cañal la que nos dijo adiós.

Que el Apostol Santiago, patrono de Trabazos, guíe sus pasos y los colme con sus bendiciones

Para los tres nuestro recuerdo y para sus familias nuestra sincera condolencia.

sábado, 20 de noviembre de 2010

Pequeñas historias...


Corrieron "outros" y diferentes tiempos en muchos ámbitos de la vida en Trabazos, donde la lengua hablada era fundamental y por ende que tuviera una gran riqueza.

Como el ritmo de vida era mucho más relajado que ahora, siempre había un "ratín" para la tranquila y buena plática, "recachándose" al sol en una de sus "carrunas"; favoreciendo el que historias , leyendas y anécdotas circulasen entre las gentes pasando de unas generaciones a otras. Como aquella ocurrida en un encuentro entre una pareja de jóvenes, donde él hace algún comentario pícaro y jocoso, ante lo cual ella le contesta con otro del mismo tono, diciendo:

"Ayón, ouyiste mistoferrer:

Eiquí te lo tengo,

eiquí te lo trayo.

Y nun te lo doy

por darte regaño".

También estaban las labores del campo, donde se pasaban largas horas en compañía de otros. Recuerdo estar "rozando las cerraduras de los praos" con mi padre, quizá por el mes de Marzo con sus típicas marciadas, ahora lluvia, ahora sol, donde la primavera empieza a empujar al invierno para que abandone y le deje paso. En estas, comienza un mirlo a deleitarnos con su cántico en un gran concierto, después de un tiempo escuchándolo me dice mi padre: "ya chega la primavera, que ya canta el chirlomirlo no alto de Padornela".

Son retazos que se recuerdan cuando surge el mínimo detalle, como al oír en un parque el ronco zureo de un "torcal" o paloma torcaz, recordando una versión aplicada a su insistente parloteo que dice así: "Fuste a la feira; fui, fui; y viste a la novia; vi, vi; y ¿qué ye feciste?; lo que tú nun viste".

O esta otra aplicada al acuerdo entre un "torcal" y un "gayo" o arrendajo, para que éste con sus muchos conocimientos de construcción y destrucción de nidos, le hiciera uno bien hecho para que los demás pájaros no se burlasen de él, en nada parecido al suyo hecho con unos simples palos entrelazados. Mientras el "gayo" trabajaba afanosamente el "torcal" no se iba de su lado, aprobando su buena labor con su constante zureo : "Así, así, sí; así, así, sí". Cansándose finalmente el "gayo" de tanta insistencia se marchó de allí diciéndole con su estridente y agudo grito: "Rayo, si tanto sabes, falo".

Un saludo para todos.

Emiliano


martes, 26 de octubre de 2010

Familia Moro - Villarpriego




Beatriz Alvarez, nieta de David Moro y Belarmina Villarpriego, a través del blog de Trabazos, descubrió el pueblo de su abuelo y quiso que los recuerdos de esta familia pudieran ser escritos y recordados.
Hace muchos años, no sabemos exactamente cuantos, David Moro Rodera, nacido en Trabazos, en la casa de la "Pedreira" en la que vivían Juan Moro y Adelina Rodera, emigró, como otros muchos, hacia Argentina. Allí conoció, aunque pudiera ser que se conocieran ya, a una guapa moza, llamada Belarmina Villarpriego Carrera, nacida en Castrohinojo, hija de Bernardo Villarpriego y Anselma Carrera. Allí se casaron y allí criaron a una familia de dos hijas: Susana, la madre de Beatriz, y Adelina.
Anotamos a continuación los datos familiares de esta familia para que quede constancia de la misma y pueda ser leida y recordada:
David Moro Rodera, hijo de Juan Moro, que en su día vino de Castrohinojo, y de Adelina Rodera, tuvieron su domicilio en lo que se conoce como la "Pedreira", en la casa que más tarde heredó Faustina, hija de Juan y Adelina.
Hijos de Juan Moro y Adelina Rodera:
DAVID MORO RODERA: emigrado a Argentina, casado con Belarmina Villarpriego Carrera, de Castrohinojo. Tuvieron dos hijas: Susana, madre de Beatriz y Adelina, soltera.
FAUSTINA MORO RODERA: vivió en Trabazos, en la casa de la "Pedreira" con su marido Benigno, hijo de Pedro y Sabina. Fueron padres de tres hijas.
ISMAEL MORO RODERA: vivió una buena parte de su vida en Trabazos, trabajando de herrero, emigrando más tarde a Andalucía donde falleció soltero.
GERARDO MORO RODERA: vivió toda su vida en Trabazos, muy cerca de su hermana Faustina, casado con Balbina, matrimonio del que nacieron cinco hijos (cuatro varones y una mujer), tres de los cuales emigraron a Argentina: Abelardo, Eloy y Felipe, habiendo quedado en Trabazos Francisco e Irene que se casó en Encinedo.
ANTOLIN MORO RODERA: vivió toda su vida en Trabazos, en una casa que se conserva aún. Casado con Amalia Carrera y padres de una numerosa familia de cinco hijos y tres hijas.
ANTONIO MORO RODERA: vivió toda su vida en Trabazos, en una casa que se identifica perfectamente a fecha de hoy. Casado con Celestina (hermana de Amalia) y padres de tres hijas y un hijo.
Se da la circunstancia, no sabemos si casual, que los hijos varones de Juan Moro y Adelina Rodera, en contra de lo que solía ser habitual, tuvieron oficios propios, a saber: Ismael era herrero, Antolín sastre, Gerardo carpintero y Antonio albañil.
Familia de Belarmina Villarpriego Carrera, nacidos en Castrohinojo, un pueblo muy cercano a Trabazos, en el domicilio creado por Bernardo Villarpriego y Anselma Carrera.
Hijos de Bernardo y Anselma:
BELARMINA VILLARPRIEGO CARRERA: nacida en Castrohinojo y emigrada a Argentina. Allí se casó y allí tuvo dos hijas: Susana, madre de Beatriz, y Adelina que permaneció soltera.
ELEUTERIA VILLARPRIEGO CARRERA: nacida en Castrohinojo y emigrada a Argetina. Casada en Tres Arroyos (Argentina) con Antonio Méndez y padres de una hija ya fallecida: Mary. Han quedado dos nietos, Viviana y Luciano.
CAROLINA VILLARPRIEGO CARRERA: nacida en Castrohinojo, soltera, se hizo monja clarisa, en el Convento de Santa Clara en Astorga, donde falleció.
FILOMENA VILLARPRIEGO CARRERA, nacida en Castrohinojo, casada en Madrid con Enrique Martínez.
PIEDAD VILLARPRIEGO CARRERA, nacida en Castrohinojo, casada con Antolín Domínguez de Castrohinojo y padres de Angel y Mercedes.
ISABEL VILLARPRIEGO CARRERA, nacida en Castrohinojo, casada con Rogelio Carrera de Castrohinojo. Padres de Dominga, Germiniano y Zulema. Isabel vive actualmente en Barcelona.
FORTUNATO VILLARPRIEGO CARRERA, nacido en Castrohinojo, soltero. No tenemos datos de su vida.
EULOGIO VILLARPRIEGO CARRERA: nacido en Castrohinojo, casado en Quintanilla de Losada con Evangelina Pajares. Padres de María del Carmen, Anunciación, Anselma y Bernardo. Eulogio, ya fallecido, era muy conocido y apreciado en los pueblos del ayuntamiento de Encinedo.
Hasta aquí los datos familiares de esta extensa familia. Datos, en buena parte, enviados por Beatriz Alvarez Moro, que desde Argentina ha querido rescatar los recuerdos de su familia materna. Recuerdos éstos que se mantuvieron en el tiempo con una correspondencia entre su madre Susana, (sus abuelos no sabían escribir), y Carolina, monja clarisa en Astorga. Al fallecimiento de esta última, esa comunicación se perdió aunque siempre se recordó.
Desde este blog, desde este pequeño espacio virtual, nos sentimos agradecidos y emocionados de poder hacer posible este reencuentro. ¡ Gracias, Beatriz !. Y traslada nuestro recuerdo cariñoso a tu madre.
Las fotografías que se adjuntan son: una vieja y bellísima fotografía de Belarmina y David, enviada por Beatriz. Se les ve a los dos guapos y buenos mozos. Así mismo adjuntamos dos fotografías más de la casa de la "Pedreira" en Trabazos, en la que vivió Juan Moro y Adelina Rodera. Es una zona de una gran carga de belleza, aunque en buena parte esté ya derruida. La casa que heredó Faustina está reconstruída por sus hijas y perfectamente habitable.
Otra curiosidad: se da la circunstancia de que Juan Moro vino de Castrohinojo a casar a Trabazos. Esta casualidad, unida al gracejo de algunos vecinos de este pueblo, entre ellos el recordado Santos, hizo que se creara un dicho que decía así:
" Dicen los de Trabazos que su santo, el Patrón Santiago, es el más poderoso, ya que tiró a los "moros" de España. Más poderoso es el San Juan de Castrohinojo, que sacó a los "moros" de Castro y los mandó para Trabazos".
Todo ello jugando con el apellido "Moro", que efectivamente no existía en Trabazos y que vino con Juan Moro, con los "moros" que ocuparon durante casi ocho siglos España.
Un afectuoso saludo.
Jerónimo Carrera Cañal

domingo, 26 de septiembre de 2010

La veceira



Una muestra más de la importancia en cuanto a la organización del común en el pueblo fue la “veceira”. Se trataba de pastorear en el monte las vacas de todo el pueblo, encargándose para ello 4-3-2 vecinos (pastores), según de que años hablemos (unos 200 animales en los años 40, y unos 50 en los años 80). Como tantas otras cosas se hacía por turno “la velía”, un día por cada vaca que hubiera en la casa.

Comenzaba a funcionar en marzo, durando hasta noviembre. Primero se pastaba el monte en general, guardando los “coutos” o praderas para el verano, pues eran zonas más húmedas y tenían más pasto.

Desde el 29 de junio hasta el 8 de septiembre se dejaban por la noche en el monte, durmiendo los pastores con ellas (unas en la mayada y los otros en la choza), pues había que protegerlas de los lobos. Recuerdo aquellas camas hechas con las ramas de las “uces” o brezo y las "queirogas", no eran precisamente de látex. Se alternaba 15 días en cada valle: la “Llama” con su valle de “Carrizales” y los “Conforcos” por un lado; y la “Llama de la Mayada” con la “Llama el Corral” y los “Vasillinos” por otro, dejando tiempo para que los pastos se recuperasen.

Durante estos meses también estaba la “veceira de leche”, que consistía en que una persona (por velía) llevaba al monte por la mañana las vacas paridas o que se ordeñaban o “muñian”, buscándolas también al anochecer. Los animales que se necesitaban para trabajar y no eran de leche, se le encargaba a su vez para que los recogiera.

Por último, se comenzaban a pastar los “coutos” de la “faceira” (Trillocastro, Sacediellos, La Busteiriega, LLamacayíu, etc.) y las tierras de “rastroyo” o rastrojo, mientras se hacían los trabajos propios de la época, como la “sementeira”.

La señal de salida era un toque de campanina en la ermita, a primera hora de la mañana, llevándolas hasta el “Pozo los Caleyos” donde se hacían cargo los pastores, siendo éste el mismo punto para recogerlas por la noche.

Hace más años pasaban por el camino de “Torcida Mala”, que como bien indica su nombre, es torcido y malo. Como es un paso estrecho donde se mataron varios animales, decidieron hacer la “parede” o pared allá por los años 40-50, sirviendo de referencia para pasar cada año por uno de sus lados, según que “faceira” estuviera sembrada de centeno. El proyecto parece que llegaba hasta el “Areneiro” donde se terminaban las tierras de labor, supongo que teniendo en cuenta el esfuerzo a realizar decidieron parar antes.

Yo no lo conocí, pero por esos años y mucho antes también llevaban una parte de los animales más jóvenes (xatas, ñuviellas) durante el verano para la sierra de Campo Romo, allá por Silván y La Cueva. Subían por el camino de la Fraga, siendo el punto de encuentro y partida el "turriyón". Supongo que algún impuesto pagarían a los dueños de esos pagos, en los que algo tenía que ver el Marquesado de Villafranca.

No estaría mal disponer de alguna foto, si alguien la tiene que la comparta ¿verdad? Las de arriba, una es la “Llama la Mayada”, uno de esos parajes donde se dormía con la "veceira", y la otra la "faceira" con alguno de los "coutos" y la "parede".

Espero no errar en las fechas y cifras, si bien la nebulosa del tiempo es imparable.

Saludos para todos.

Emiliano


lunes, 9 de agosto de 2010

Trabazos









Cuando se busca Trabazos, sobre todo en internet, lo más seguro es que le lleven a uno a ese otro Trabazos, de la província de Zamora, situado en la carretera N-122, (Zaragoza-Oporto), próximo a Portugal. Es un pueblo cuya fama ha trascendido fronteras y países, sobre todo por mor de ese gran y conocidísimo sanador, (curandero): RAFAEL. Este hecho derivó hacia nuestro Trabazos, (el de la Cabrera), a numerosas personas buscando al Rafael, que en vida de nuestro Rafael Moro Carrera, llegaban a su casa preguntando por el afamado bebedizo, curador de males y remedio último de efermedades desahuciadas.

Trabazos, nuestro Trabazos, (para aquellos que lo busquen), deberán hacerlo añadiendo León, o, ahora que tenemos el Blog, poniendo Trabazos de Cabrera.

Es nuestro Trabazos un pueblo muy antiguo, ubicado en un principio en lo que conocemos como el "Testeiro de la Caliyona", al lado de "Trillo-Castro" y muy próximo al "Turriyón". Nuestros padres y abuelos recuerdan perfectamente la aparición en las tierras de labor de restos de cerámicas rotas y otros enseres.

Debió ser una población de un cierto interés. Conocemos muy pocos pueblos de la zona asentados y defendidos por un "Torreón Defensivo". El "Turriyón", "Torreón" en lengua castellana, aún hoy es un montículo de piedras y desechos, en el que se advierte claramente una antigua construcción, con un foso al rededor del mismo. Si no habéis visitado el lugar lo debéis hacer. Desde él se distingue perfectamente toda la zona en la que se situó el pueblo, con una zona de "aguas y maderas": "Trillo-Castro", cuya denominación de "Castro" nos lleva directamente a un Castro o construcción, que bien pudo ser pre-rromana (antes de la dominación romana de la vieja Iberia.

Así mismo, aunque algunos eruditos como Manolo Garrido, buen conocedor de la zona y de los toponimios y lenguas clásicas, tengan sus dudas, hay quien piensa, (como es mi caso), que el topónimo Trabazos proviene de la raiz latina: "Trabs - trabis", viniendo a significar "LUGAR DE MADERAS O CONSTRUCCIONES DE MADERA", pero también lugar abundante en aguas. Si observamos con atención el entorno, en Trillo-Castro hay abundancia de zonas boscosas, como los espesos humerales (houmeiros), y así mismo existen abundantes manantiales y zonas charquizas.

En todo caso, se trata de una ubicación muy bien pensada, como zona defendida y con abundancia de aguas, imprescindibles para el desarrollo de aquellas gentes.

Más tarde el pueblo se bajó, (podría ser durante el siglo XVI) a la actual ubicación, más protegida de los frios y cercana a los valles de praderas y tierras de labor.

Las fotos que se adjuntan nos dan una idea del entorno del "Turriyón" y de las hermosas vistas que se visualizan desde este punto, en la primavera tardía del mes de junio.

Podemos estar orgullosos de este hermoso pueblo, con un pasado lleno de vida y de historias que tenemos la obligación de encontrar y exponer en este sitio web.

Un fuerte abrazo para todos.

Jerónimo Carrera Cañal

domingo, 4 de julio de 2010

Canto del Encuentro

Como lo prometido es deuda, aquí queda la copla o cántico que el Domingo de Pascua cantaban en la procesión del Encuentro, precisamente cuando se producía ese encuentro entre las imágenes de La Virgen María y Jesús en la Cruz. Sólo agradecerle a mi hermana Rosalía el que nos consiguiera una copia de este hermoso cántico antes de perderse definitivamente.

CANTO DEL ENCUENTRO

¡Ay! que mañana de pascua,

¡Ay! que mañana de flores,

¡Ay! que mañana de pascua

cantaban los ruiseñores.

Ya repican las campanas,

ya salió la procesión,

ya salió la cruz triunfante

donde murió el Redentor.

Ya salió la palomita

de su blanco palomar,

ya salió la palomita

que a su Hijo va a buscar.

Lo busca de huerto en huerto

y de rosal en rosal,

de ermita en ermita

y de altar en altar.

¡Ay! madres que tengáis hijos

ayudármelo a buscar,

que las que no los tienen

no saben de tanto mal.

Apártense los casados

el estandarte y la cruz,

las casadas con María,

los casados con Jesús.

Ahí viene Jesús,

aquí traemos a su madre

que dice que no lo ha visto

desde el jueves por la tarde.

Quitadle ese velo negro

a la sagrada María,

quitadle ese velo negro

y cubridla de alegría.

Un saludo para todos.

Emiliano


martes, 15 de junio de 2010

TRABAZOS SE VA QUEDANDO SOLO....


El pasado dia 13 de Junio de 2010 un dia triste y gris te fuiste dejandonos para siempre tu recuerdo que permanecerá constante en todos y cada uno de los momentos que paseen por nuestras vidas.

Es bonito mirar al cielo y saber que estas ahí, tan cerca pero tan lejos, tan presente pero tan inalcanzable.

Para quienes no conozcan a JOSÉ CARRERA solo decirles que era una persona excepcional y uno de los pocos vecinos que quedaban en Trabazos.Siempre fué una persona fiel a su pueblo y a sus raíces. La de maravillosas e infinitas vivencias que pasó en tierras de Trabazos, por eso no podía faltar en este blog su recuerdo.
Si nos paramos a pensar.....a nuestra mente llegan todos aquellos momentos que vivimos junto a ti, fueron tiempos inolvidables e irremplazables,solo cabe decir que todos nosotros disfrutamos mucho con tu presencia.
Para terminar solo nos queda decirte una cosa. "Estés dónde estés no te diremos adiós sinó

!!HASTA SIEMPRE!!"

Constantino, Clemencia, Aitor, Pedro José y Miriam.

jueves, 6 de mayo de 2010

A vosotras, madres...


No todos pueden decir que han nacido de pie. Pues bien, muchos de nosotros si podemos hacerlo, pues aunque suene a algo muy lejano en el tiempo, así es como solían parir nuestras madres en Trabazos, "en cucliellas", paseando durante el trabajo de parto de un lado para otro. "Cualquiera paraba con aquellos dolores" me dice mi madre recordando aquellos momentos.

Seguro que la carencia de medios era compensada con el cariño y buen hacer de las parteras, vecinas ya expertas en esos menesteres, aunque no pudieran evitar que alguna vez el escurridizo recién nacido fuese a parar al duro y frio suelo. Dicho así, parece más una prueba de selección y supervivencia donde solo quedan los más fuertes, o los de cabeza más dura.

Desde este humilde rincón, brindar por ellas, un homenaje a esas nuestras madres, trabajadoras incansables a lo largo de su vida, figura imprescindible en la familia y la comunidad. La casa y crianza de los niños eran una parte más de sus muchas labores, pues participaban en los trabajos del campo igual que los hombres, pastoreaban los ganados por el monte, donde era bastante habitual oírlas cantar con alegría.

"Arrimeime a un pino verde,

por ver si me consolaba,

y el pino como era verde,

de verme churar, churaba"

A ellas, que con sus manos amasaban el pan que se arrancaba al pobre terruño, siendo símbolo de la unidad familiar y educando siempre desde el cariño y la humildad en valores humanos.

Gracias por vuestra herencia.

Emiliano

viernes, 2 de abril de 2010

Creencias, costumbres...


Las creencias, costumbres y supersticiones también forman parte del imaginario popular, herencia de un pasado más ligado a lo religioso, al que en ocasiones se le añadieron otras prácticas para conjurar el mal y proteger cosechas, personas y ganados. Una época del año en que esto se ponía de manifiesto era Semana Santa, cuando había una serie de gestos y hechos que no estaban dentro de las buenas costumbres, suponiéndole unas consecuencias negativas. Recuerdo varios ejemplos:

- No colocar herramientas de trabajo como la azada o "eixada" sobre el hombro, llevándola en la mano, pues era considerado un gesto inapropiado o pecaminoso; ¿relacionado con Jesús y la Cruz?

- No limpiar la casa el Jueves Santo y Viernes Santo, pues luego aparecerían bichos como las hormigas o "formigas" el resto del año.

- No lanzar piedras a los animales, teniendo especial cuidado los que "añisgaban" o apuntaban bien, no romperles una pata, un ojo... porque eso mismo ocurriría más veces a lo largo del año.

También recuerdo de esta época (Semana Santa) cuando nos quedábamos en la iglesia a "velar el Sagrario". Era desde que se colocaba el Monumento y los Oficios de Jueves Santo a los de Viernes Santo. Cuando había mucha gente era más sencillo, pero en los últimos años se iban turnando para que hubiera siempre alguien en la iglesia. El ambiente sobrecogedor con el fuego en el "cabildo" o exterior de la iglesia, pues hacía frío; las charlas e historias y también la oración, claro.

Estaba también la procesión del Jueves Santo desde el altar hasta el Monumento, donde las madres tendían en el suelo a sus niños enfermos, para que pasara por encima la Custodia con su poder curativo.

El Domingo de Pascua se hacía la procesión del Encuentro, donde iban los hombres por un lateral de la iglesia con el Niño Jesús y las mujeres por el otro con la Virgen. Cuando se encontraban, se repicaban las campanas y se echaban flores desde el campanario, cantando una copla o cántico que sabían muy bien Anselma e Isolina (entre otras), a ver si la podemos poner en otra ocasión.

Ahora, como quedan pocas personas, ya no se vela ni se procesiona como antes. Más bien podemos decir que éstas velan por todo Trabazos, actuando como vigías en su silencio y soledad.


Saludos para todos


Emiliano











miércoles, 17 de marzo de 2010

Antigua Escuela de Trabazos y patio de rrecreo


La antigua escuela, tengo muy buenos recuerdos de niño, pero muy malos cuando uno se da cuenta como es la vida.
Yo entre con seis años y salí con doce, a penas con las cuatrorreglas y una enciclopedia (Álvarez) que me la sabia de memoria, esa fue mi carrera con la Srª: Mª del Rosario, mas bien conocida por el mote que tenia nombre de futbolista, por lo que a mi respeta y el daño que me hizo no quiero hablar de ella en este blog, que era una buena ocasión para hacer de ella un monumento pero no se lo merece, y creo que como todos los que hicimos el bachiller con ella tuvimos que sacar el certificado de estudios primarios en la mili, creo que no dió el certificado a ningún alúmno, no se que pensarian las autoridades del Ministerio de educación pagar y no ver ningún beneficio año tras año, como dice el refran ni ella era tan buena ni nosotros tan malos.
Un saludo
Elías

sábado, 13 de marzo de 2010

Martina Nieta de Elías


Lo prometido es deuda es ta es mi nieta la recen nacida, para los que nos conocen ya pueden decirme a quien se parece.
Un saludo.
Elías Valle

Trabazos visto des de el pico llugar




Este es el pueblo visto des de el pico llugar, yo soy uno de los que siempre hace las fotos al pueblo
des de la fraga, o por la entrada,
Un saludo.
Elías Valle

jueves, 4 de marzo de 2010

Las rigueirinas con agua










Cero que no hace falta que lodiga porque la mayoría sabe como se llama, es la Fraga con sus Rigueirinas, llenas de agua, yo las vi asi mucha veces enj mi juventud.
Un saludo
Elías



Río Cabrera y Santa Eulalia











Este es el Río Cabrera a su paso por La Baña, Quintanilla, cuando se junta con el de Santa Eulalia, la foto que se ve el molino es de Santa Eulalia.
Un saludo.
Elías Valle Cañal



martes, 2 de marzo de 2010

Trabazos con sus montañas nevadas















































Este fin de semana hice y pase de todos los temporales, agua, viento, y nieve como se ve.
Pondré mas fotos ya que la fraga parecía una catarata, del agua que bajaba, como siga lloviendo se cortaran las calles, ya que algunas ya están cortadas.
Un saludo a todos los trabazudos´y deciros que ya soy. Abuelo por segunda ved, de una preciosa niña, tanto la madre como la niña estaán bien.
Elias Valle Cañal









lunes, 22 de febrero de 2010

Isidora Rodera Rodera

























(Las fotografías se corresponden: la segunda con Isidora Rodera Rodera, enviada por su hija pequeña Nora (Dra. Nora), y la primera con Diotina Carrera, fotografía enviada por Ángela, hermana mayor de Nora.)

Ha llegado hasta nosotros, gracias a la información de sus hijas Nélida, Nora y Ángela, la hermosa historia de su madre Isidora Rodera Rodera, nacida en Trabazos y con relaciones familiares con algunos de nuestros contertulios en este blog.

Isidora, según estos datos, nació en Trabazos en 1915. Era hija de Ángela Rodera, (hermana de la abuela de Adrián y Leonardo) y de Casiano Rodera.

Fruto de este matrimonio nacieron dos hijos: Isidora e Isidro. A Isidro lo recuerda bien mi tía Lucinda, que vive en Bahía Blanca. Se cree que falleció al terminar la guerra civil española.

El fallecimiento de Ángela, (madre de Isidora y de Isidro), siendo muy joven, supuso que la madre de ésta, Úrsula, se hiciera cargo de su nieta Isidora. Con su abuela vivió en Trabazos trece años hasta que el 6 de noviembre de 1928, en el barco denominado Highland, salió del puerto de Vigo camino de Buenos Aires. El destino de Isidora era la casa de su tios Ana Rodera y Amaro Carrera, abuelos éstos de Adrián y Leonardo, que en el pueblo de Cabildo criaban a su numerosa familia de nueve hijos. Es, como ya he comentado en otro post, un acto de valores familiares, valentía y responsabilidad llevados hasta el fin.

Me ha emocionado esta historia familiar, tan unida a nuestro pueblo de Trabazos, dando las gracias a sus hijas por hacérnosla llegar y permitir que la hagamos pública en este blog.
Según me comenta Ángela Colino Rodera, hija de Isidora, con su madre viajó hasta Buenos Aires una prima llamada Diotina Carrera. Al llegar al puerto de Buenos Aires, como solía ser habitual, una familia de la alta sociedad se acercó y le ofreció trabajo doméstico que Diotina aceptó, habiendo vivido hasta su muerte con ellos. Desconocemos el origen familiar de Diotina, aunque sabemos que dejó en Trabazos a una hermana llamada Isabel, con una grave enfermedad mental, que obligó su internamiento en un centro público.
Agradezco la confianza de las hijas de Isidora: NELIDA, NORA Y ANGELA, al hacernos partícipes de esta historia que dejamos reflejada en el Blog de Trabazos, como testimonio de recuerdo y afecto.
Jerónimo Carrera

domingo, 14 de febrero de 2010

San Antonio y la ñiña



Ya hemos contado en alguna ocasión sobre San Antonio y la devoción que en el pueblo le profesaban, como gran protector de animales y también de personas.
Hay una leyenda en Trabazos sobre él y una pequeña niña que se perdió en el monte. Cuenta que tras partir en la mañana junto a los pastores con los rebaños, no regresó con ellos por la noche. Como buena comunidad y después de arresponsiarla, todos salieron en su búsqueda con gran preocupación, encontrándola después de tres días refugiada bajo unas “peñas” o rocas en los “sestiles” (lugar donde sestea o “rundieya” el ganado) de “Cubiellas”. Su aspecto era estupendo y no estaba nada asustada. Ante la insistencia de todos con sus preguntas, les contó que un viejo de barba blanca y con bastón o “caxota” le daba todos los días de comer y la cuidaba, protegiéndola de los lobos. Nadie sabía quien podía ser aquel hombre, ante lo cual, el maestro del pueblo le fue enseñando en los libros figuras de diferentes santos, por ver si reconocía entre ellos a su protector, pero no fue así. Cuando llegó el domingo fue a misa como de costumbre, y nada más entrar en la iglesia comenzó a gritar: “mirade, yía él, yía él”, “aciñando” o señalando a San Antonio, con su barba blanca y su bastón, situado en el retablo.
Una vez más, queda patente la vinculación de este santo con el pueblo. Tal vez por ello, la fiesta que todos los años se celebraba era importante. Dos vecinos recogían los distintos y variados artículos que cada cual podía aportar (garbanzos, lana, huevos, patas de cerdo, etc.), subastándolo luego en compañía de un garrafón de vino y alguna vianda, todo amenizado por Joaquín de Odollo, también conocido como “Xiruto” con su flauta y tamboril (que yo recuerde). Quien sabe si también incluyendo aquella coplilla que don Manuel le contó a don Ramón Carnicer en el correr de los años 60, dice así:

“Este vino es tan sutil
que por las venas se mete
y de una luz hace siete,
y de siete, siete mil”

Seguramente que al finalizar el baile, algún mozo se dirigía gentilmente a alguna moza para preguntarle: ¿allúmote? ofreciéndose a iluminar con su buena linterna y su compañía en la vuelta a casa.

Saludos para todos.

Emiliano

domingo, 7 de febrero de 2010

Mucho camino pendiente



Faltan muchos temas para incluir en el blog. Parece como si se hubiera agotado el filón, pero estamos en el primer recodo del camino.

Podremos continuar con la labor de Emiliano, escudriñando en los viejos dichos y refranes. Nos faltan todas aquellas historias que pasaron de boca en boca.

Aún no hemos centrado bien el viejo pueblo ni escudriñado en su cambio de ubicación.

No hemos hablado de las veceiras, de las cuadriellas, de los conceyos, de las velías y de tantas y tantas cosas que interesa no perder.

Los amigos de Argentina han dado al blog un nuevo cometido, una nueva razón de ser. Ellos, herederos de aquellos que emigraron, tienen más derecho que nosotros para utilizar el blog en sus contactos y en sus encuentros. Este blog es vuestro, no lo dudéis.

Falta escudriñar en los habitantes de cada casa. Tenemos personas en el pueblo con buena memoria que nos pueden ayudar. De este modo no se perderá para siempre el recuerdo de las viejas casas y sus habitantes.

Falta enunciar y explicar, si es posible, los nombres cabreireses de los prados, las cortinas, los huertos, los barrios, los montes, los valles...

Debemos incluir fotografías, aunque los temas se repitan. Esas viejas casas de piedra y pizarra, esos balcones y solanas. Los hornos, las chimeneas, etc...

Falta tanto por hacer, tanto por estudiar que toda ayuda será necesaria, buena y bien recibida.

Un fuerte abrazo

Jerónimo

viernes, 22 de enero de 2010

Refranes, dichos...



Como está casi todo dicho sobre estos dichos, que os voy a decir…Dar las gracias a mi madre, Rosalía y Jerónimo (mis hermanos), y otras personas por su aportación. En fin, aquí queda otro ramillete de ellos:

-En junio, el día yía llargo como ninguno.
-Enero frío o templao, pásalo arropao.
-Enero, tiempo de los tres hermanos: la fame, los mocos y fríu nas manos.
-Enero caliente, trai al diabro nu vientre.
-Al empezar el año ya crecen los días un zancaño.
-Por Reyes, media hora más tenedes.
-Por Reyes, lo notan hasta los bueyes.
-Febrerín, febras das, y si no las das, ya las darás.
-Sol de febrero nun dura el día enteiro.
-Guarda lleña pa mayo y abril, que nun sabes el fríu que puede venir.
-Si marzo no marcieya, p’abril y mayo queda.
-Buen enero y buen abril, nun viste venir.
-Nun hay abril que nun seya vil.
-Hasta que pase abril, nun aligeres el vestir.
-Sol madrugador, nunca buen calentador.
-Buen tiempo en setiembre, mejor en diciembre.
-Si xela por Snta. Engracia (16 de abril), la ñogal se desgracia.
-Por la Encarnación (25 de marzo), los últimos xelos son.
-Chuvariadas d’abril, unas dir y outras venir.
-Abril aguas mil y todas caben nun candil.
-Marzo de aguas, buen año de fabas.
-Agua en mayo, pan pa todo el año.
-Acabando mayo, ni muyer ni rosario.
-Por l’Ascensión las llobas paridas son.
-Si chueve por San Juan, encama el pan.
-Entre Santiago y Sant’Ana, o aire o agua.
-Los curas, las monjas y los laureles, como nunca dan fruto, siempre están verdes.
-Ajo cocíu, ajo perdíu.
-El trabayo de ñiños yía pouco, y el que lo pierde yía un loco.
-Si veyes blanquiar por encima de Valderramino, tapa el fucino.
-Val más un porsiacauso que cien penseique.

Un saludo para todos

Emiliano