martes, 16 de junio de 2009

EL PAN NUESTRO DE CADA DÍA...






Cada 15 ó 20 días se solía amasar en cada casa de Trabazos. En el pueblo había varios fermientos (la levadura), que solía estar en casa de varios vecinos, y la persona que iba a amasar iba a pedirle el fermiento.





El horno era de base redonda con techo abovedado. Las paredes, redondeadas también, menos en la boca, que era plana. El suelo del horno era embaldosado de pizarra, y algunos, al construirlos, tenían una cámara de arena alrededor para mantener mejor la temperatura. En el interior había tres llourigos (estanterías), como se ve en la foto de este horno ya caído.





En cada hornada se solían hacer entre 15 y 20 hogazas, la empanada, y también una rosca para las niñas y un maragato para los niños.





Primero había que arroxar (templar, calentar, meter fuego) el horno. Se colocaba leña en el interior, y se prendía leña en la boca del horno que se empujaba luego hacia adentro. La leña tenía que calentarmucho, por eso se usaban ramas de huces, toyos, escobas, varas de chopo, rebedeiro de ramayo, etc., no leña gorda.





Cuando está templado (se sabe porque las piedras de la entrada y las estanterías se vuelven blanquecinas), se meten las hogazas con la pala, la empanada, la rosca y el maragato. Entonces se tapa la entrada con una piedra.





A medio cocer se giran (no voltean) las hogazas, y cuando ya está cocido se saca elpan, se limpia el horno (con el rodro se saca la ceniza y se echa al huerto de abono), y calentita, se come la empanada.

4 comentarios:

Matilde dijo...

Esto si lo recuerdo de la misma palabra de mi abuela, este es alguno de los tesoros que tengo en mis recuerdos con el sonido de su voz, y te digo, tengo gravado exactamente el momento en que me contò esto del pan, yo tenìa 7 años, ella nos estaba cuidando a mi hermano(que tenìa 3años)y a mi en casa. Yo le preguntè como se llamaban sus papàs y puedo escuchar su voz cuando empezò diciendo: "El papà se llamaba Fidel y la mamà Laura... " y quedò mirando màs allà de mi... tenìa ojos azules... no eran azules... pareciàn turquesas(mi papà los heredò, el ùnico que heredò sus ojos) y me hablò largo rato del pueblo; ese fue el dìa en que màs la escuchè. Ese fue el dìa que hasta me bailò la Jota.
Un abrazo Trabazos.
Matilde

Bernabé dijo...

Es hermosísimo recordar cosas de nuestros seres queridos. A mi me encanta, sobre todo, esa fraternidad que había dentro de la pobreza en que vivían.

Un saludo desde Barcelona,

Dori.

Jerónimo Carrera dijo...

Me vienen a la memoria un cúmulo de recuerdos, sabores y olores que la distancia en el tiempo no ha conseguido borrar.
Era casi obligado hacer la fornada de pan por la tarde-noche. Con ello, cuando llegabas con el ganado, lo primero que encontrabas al entrar en el pueblo era aquel olor inconfundible.
¿ Y qué decir de la empanada ?. Bueno, más bien deberíamos decir las empanadas. Y digo ésto porque estaba la empanada tradicional, con su tocino, (a trozos grandes), su chorizo, (cuando lo había) y sus acelgas, (curioso maridaje ). Y la otra: la "empanada pobre". Una hogaza "bandoyuda", recién salida del forno, abierta por la mitad y regada abundantemente con aceite y azucar. Una delicia y una bomba para los estómagos y el colesterol. Pero claro, en aquellos tiempos no existían las úlceras ni el colesterol.
Fantásticos los recuerdos de Matilde y de nuevo felicidades a los actores y autores de este blog que ha conseguido su mayoría de edad.
Un fuerte abrazo.
Jerónimo

Anónimo dijo...

A proposito de la tarea de hacer pan;lo de amasar era un trabajo exclusivo de las mujeres,la intervencion de los hombres era ,algunas veces lo de arroxar y meter la hogazas al horno,pues bien,alla va la historia:
Era una mujer de Trabazos que le gustaba mucho bailar pero a la hora del baile tocaba hacer la masa,su marido se ofrecio ha hacerla él para que ella pudiera ir a danzar pero no se podia enterar nadie porque esa tarea podia dar que decir si la hacia un hombre y asi fue el trato y se puso a ello con la mejor de las intenciones pero por la falta de practica no le ligaba la masa y se presento al baile a consultarle a su "parienta "y el lenguaje fue así:
"Esa de las mangas verdes y el cuerpo de otro metal,eso que tú muy bien saves la mucha agua le hizo mal"
Ella sin dejar de bailar le respondio:
"Dale vueltas alrredor que Dios lo ha de gobernar"
Y...siguio tan ancha danzando que era lo que le apetecia
Lucy.Barcelona