viernes, 27 de febrero de 2009

Lobos sucios



El pasado 3 de octubre se incluyó un post, (título: "Puede ser de interés"), por el método de copiar y pegar, con información relativa al documental "lobos sucios". Se trataba de un trabajo relacionado con las minas de wolframio de Casaio, en Ourense, así como con historias cruzadas y coincidentes con el mundo del "maquis" y el "estraperlo".

Primero fue Esther, (hija de Rogelio de Trabazos) y luego nuestro conocido y amigo Elías, los que nos apuntaron la manera de acceder a este magnífico documental.

La manera de hacerlo es entrar en internet con la dirección: http://www.flocos.tv/. Una vez dentro se pone el buscador: lobos sucios y ya estamos dentro del documental.

Me ha parecido oportuno poner esta información en el blog, consciente de que tenemos visitantes asiduos a los que seguramente interesará el contenido del documental, confeccionado con objetividad, buen gusto y huyendo de tópicos y actitudes sectarias, («A nosotros nos interesaba una nueva mirada sobre el conflicto, lejos de la política y cerca de las personas» en palabras de sus creadores).

Ya solo nos falta poder conocer la manera de acceder a ese otro documental apuntado por Maite, denominado "El hombre que murió dos veces", que ella pudo ver en la t.v. valenciana.

Un fuerte abrazo. Jerónimo

NOTA:

Entrando en la web de www.flocos.tv ,entre otros muchos documentales y distintas obras, existen dos documentales que tienen mucho que ver con nuestra tierra y nuestra gente. Estoy hablando de "A memoria nos tempos do volfran", documental en el que se estudian en profundidad las explotaciones gallegas del volfran, incluidas las de Casaio, así como "Xares, o rio que nos leva", documental que toca el tema del embalse de Prada, en la zona de A,Veiga, muy cerca de la raya con León. En ambos intervienen personas relacionadas con nuestra tierra, incluyendo a los dos antiguos guerrilleros del "maquis": "Quico" de Cabañas Raras y "Zapico" de la vecina Asturias. Este portal de flocos es una verdadera mina, (no de volfran sino de distintos documentales muy interesantes).

Otra cosa: Tenemos que agradecer a Maite el contador de visitantes del blog que ha puesto que nos da una idea de los visitantes y las zonas geográficas. Ha estado muy bien, Maite !.

miércoles, 18 de febrero de 2009

Las campanas



Los que vivimos años varios en Trabazos, seguro que recordamos el sonido de las campanas y el significado que tenían, según la hora y el toque que escucháramos, sirviendo de aviso o referencia.
Voy a intentar enumerar los distintos usos, aunque tal vez quede alguno escondido:

- Toque de AVE MARIA, era al amanecer, tranquilo y reposado, sobre todo al principio, imprimiéndole rapidez y fuerza luego.
- Toque de ORACION o DIFUNTOS, se hacía al anochecer, en cuanto al sonido era como el anterior, invitando a recordar a los que nos habían dejado y una oración por ellos.
- ENCORDAR, era cuando alguien fallecía. Un toque realmente sobrecogedor, comenzaba muy, muy lento, primero la campana pequeña y luego la grande, acelerándose poco a poco y terminando con unos toques lentos de la grande. Según el número de veces que se tocase era un hombre: tres toques, una mujer: dos toques, o un niño: un repique de Gloria.
- Al CONCEYO, siendo este con la campana grande, comenzaba espaciosamente y terminando muy rápido, se tocaba tres veces.
- Cuando había un FUEGO, para que la gente acudiera a ayudar, era un toque rápido, como acuciando por el peligro y la urgencia.
- A MEDIO DIA, que consistía en doce campanadas (con la grande claro), servía como referencia para temas como repartir el agua de riego, dejar el trabajo y alimentar un poco el cuerpo. Parece que hasta los de Enciendo se guiaban por ella, pues tenía un sonido muy fuerte. La tía Amalia era una de las encargadas, guiándose por el sol que entraba por la “troneira”, y cuando este no salía, por su intuición.
- Cuando había TORMENTA, se tocaban con una secuencia de toques que con imaginación parecía algo así: “agua si, piedra no; agua si, piedra no…”siendo un experto el tío Félix. Era como plegaria para proteger las cosechas.
- Por supuesto que también se utilizaban para llamar a la MISA, así como en las PRECESIONES, con toques rápidos y alegres. En los ENTIERROS, mientras se llevaba el féretro hasta el cementerio, siendo toques más reposados y cadenciosos.
- También teníamos la “campanina” en la ermita, usada para avisar de la salida al monte de la “VECEIRA” de las vacas. Por supuesto, para los actos religiosos que allí se celebraban, como el rosario.
En fin, que cada vez se oyen menos las campanas, aunque en verano algún niño(o menos niño) sube al campanario y le arranca alguna ¿armoniosa? melodía. Pero ya no nos hacemos preguntas como por quien tocan las campanas.

Emiliano

sábado, 14 de febrero de 2009

Segando hierva



Ayer me equivoque puse las dos fotos de mi hermano, y para que veáis que es verdad estamos Guillermo y yo.
Un saludo Elías.

viernes, 13 de febrero de 2009

Segando hierva







Yo solo quiero añadir estas dos fotos que tengo, de el ultimo prado que segamos mi hermano Guillermo y yo, porque el resto hasta guardarla en el pajar ya nos lo dejo muy claro Emiliano en su dos fotos cargando el carro.
Tengo oídas y me consta que este blog es visitado por muchos Trabazudos, pero somos unos cuatro que ponemos fotos, a mi ya se me están terminando, y estoy seguro que hay gente que tiene fotos con muy buenos recuerdos de nuestras costumbres, animaroa a ponerlas para que todos podamos disfrutarlas. Se me olvidaba el prado es el membrillal.
Un saludo a todos los Trabazodos Elías

domingo, 8 de febrero de 2009

El culleitizo


Magia, conjuros, supersticiones, su presencia es antigua en las costumbres relacionadas con la enfermedad y su posible curación. Ya en la mitología griega, se llevaba a los enfermos mentales a los cruces de caminos, para que la diosa Hécate los sanase.
El culleitizo era una enfermedad de los niños sin un significado concreto, pues se refería a cualquier enfermedad infantil. Algunas veces relacionada con los problemas de malnutrición, otras se relacionaba con el mal de ojo, y en otras ocasiones por el contacto con alguna alimaña, sobre todo lobo y zorro, bien directamente el niño, o un adulto que llegara del monte y habiendo visto algún animal salvaje pasara cerca del niño, era el culleitizo de monte.
Para curarlo había varios métodos. Uno de ellos consistía en llevar al niño a la “corte” o cuadra de los cerdos, siendo estos tres, y pasarlo por el “cubil” (zona donde dormían los cerdos) diciendo el siguiente conjuro: “Culleitizo malo marcha d’eiquí, quel cubil del cocho vai tras de ti”
Otro remedio consistía en colocar al niño encima de la masa para hacer el pan, dentro de la “maseira”, tapándolo con una manta. Si el niño se despertaba a la vez que la masa, se le suponía curado.
Un remedio más para curar el culleitizo, consistía en colocar al niño en el suelo, durante las procesiones, pasando por encima algún santo o el Palio con el Sacerdote.
En fin, supongo que estos sólo son algunos de otros muchos ejemplos, la eficacia o no de los métodos ya es otra cosa.

Emiliano