miércoles, 11 de febrero de 2015

El tiempo y nuestras gentes...Trabazos


Esas gentes, nuestras gentes, las que siempre conservaron los acordes y modos templados de otro tiempo. Con su mirada húmeda de ojos cansados, dulces, claros y serenos.
Algunas veces acampanadas por el sonido del silencio. Con sus manos viejas, suaves y cálidas, expertas en amasar pan y cariño. Sabiendo lo que es volar pues muchas veces fueron pájaro.
Algunos ya no están , aunque hace tiempo que poco a poco se fueron alejando sin irse, con su tiempo. Regazo cálido, refugio donde arrollar sensaciones protectoras.
Presentes y ausentes, dueños de momentos cargados de luz, con su mirar dulce y suave como la caricia de la luz de la luna, alguna vez perdidos en la desmemoria de los recuerdos.
Gracias, gracias y siempre gracias por ser ese útero cálido que nos protege de la vida.

Emiliano

-Permitirme un copia y pega (enlace):  http://youtu.be/ikBD3DcSGFM