miércoles, 15 de octubre de 2014

Pequeñas historias...de Trabazos




Lo hemos comentado en varias ocasiones, pero es que ellas son la vida, nuestra vida, las verdaderas protagonistas de pequeñas historias que marcaron tiempos en los que ellas, nuestras madres (sobre todo) conseguían lo impensable para cuidar a los más pequeños, algo habitual, por otro lado, pero en aquellos tiempos con más mérito si cabe, pues los medios eran demasiado escasos.
"Quien me diera tener una madre onque fuera d'escambrón, por mala que me fuera yía madre del corazón". A alguien se lo oí, cualquiera con gran añoranza de un cariño muy especial.
Cuando consideraban que la leche materna disminuía y el ñiño pequeñín necesitaba algo más de alimento, pasaban a prepararle una papilla a base de patata cocida con yema de huevo, siendo algo así como el inicio en la más o menos variada degustación alimenticia.
Más adelante ampliaban el menú introduciendo otros manjares, como las sopas de cachorro, que consistían en poner a hervir o ferver pan con agua y un poco de aceite.
Por otro lado, algo así como un buen complemento a lo anterior, estaban aquellas entrañables, rememoradas y añoradas nanas que nos cantaban para serenarnos, dormirnos y arrollarnos en su cálido regazo, trasmitiendo todo el calor de madre (casi nada):

"Ron, ron mi ñiño ron,
que tou padre foi a Lión,
y tu madre a la carreta
y nun te quiso dar la teta.
Ron, ron mi ñiño ron…"

***

"Este ñiño tien sueño,
tien ganas de dormir,
un ojo tien cerrao
y el outro nun lo puede abrir.
Ron, ron mi ñiño ron…"




Las necesidades llegaban a todos, por lo que no era de extrañar que alguno aprovechara la oportunidad para resarcirse y poder "comer xixa con xixa, que más veces cumiu pan con pan".

Un saludo para todos.


Emiliano

domingo, 5 de octubre de 2014

Trabazos es de todos


Primero fue el Blog de Trabazos, luego han ido viniendo otras herramientas informáticas como el Facebook, el Wassaap, los enlaces al Árbol Genealógico, etc..

¿Tiene fundamento seguir con este blog, que nació como una llamada de atención hacia nuestro pueblo, como un intento de guardar la memoria histórica o parte de ella, como un cuaderno para escribir y compartir historias familiares de gentes que un lejano día se vieron obligadas a dejar el pueblo?.

Sí. Rotundamente sí. Trabazos es de todos. Trabazos no sólo es un lugar, una aldea que languidece día a día, año a año, ante el desamparo y la desidia. Trabazos no tuvo la suerte de que un alcalde, un organismo oficial o un colectivo, como fue el caso de Forna, Valdavido u otros, se encargaran de rescatarlo o conservarlo. Trabazos es un patrimonio que perduró con sus hijos emigrados y que, ahora, sus nietos y sus descendientes, pueden llegar a conocer, aunque solo sea virtualmente. Ellos tienen tantos y más derechos a disfrutar de Trabazos que los que nacimos, vivimos o tenemos propiedades en él.

En mayo del 2013 nos visitaba un nieto de gentes de Trabazos. Sus dos abuelos maternos no sólo habían nacido en Trabazos sino que se casaron y comenzaron su vida familiar en nuestro pueblo. La necesidad, como en otros muchos casos, les obligó a emigrar. Adrián Ferrán Carrera, con un amigo descendiente de españoles, visitó nuestro pueblo, su pueblo, y fuimos testigo de sus emociones, de sus sensaciones. Adrián, como su hermano Leonardo, pudo conocer Trabazos gracias al Blog. Y como ellos otros muchos que han contactado y que visitan este espacio virtual en busca de noticias o para contemplar sus fotografías y leer sus historias. Aunque solamente fuera por ellos merecería la pena continuar escribiendo y publicando. Continuar incluyendo fotografías. Continuar escarbando en su vocabulario, en sus dichos y en sus modismos, (¡gracias, Emiliano, por tu enorme aportación!).

Adrián pudo conocer el pueblo de sus abuelos y, ¿quién sabe?, tal vez un día otros nietos, como la nieta de Matilde Cañal, cuya búsqueda incansable culminó con el conocimiento del pueblo del que le hablaba su abuela, tal vez ella: Matilde, pueda también conocer ese pueblo y ese lugar en el que su abuela vivió y de la que nos quedan recuerdos. El Blog de Trabazos tuvo el privilegio de contar su historia, una historia llena de emociones y sentimientos.

Este mismo año una descendiente directa de un hijo de Trabazos visitó nuestro pueblo. Me refiero a Silvia Carrera. Su padre emigró desde Trabazos hasta Mar del Plata, Argentina y, pasados los años, su hija pudo cumplir el sueño de conocer el pueblo y una parte de los familiares.

Por todos ellos y por todos nosotros este Blog debe continuar. Yo personalmente lucharé para que así sea y segurísimo que mi hermano Emiliano también lo hará. No es fácil poder escribir en el blog, pero sí se puede contactar (jeronimocarrera@yahoo.es) y enviar peticiones, historias familiares, fotografías y documentaciones varias. Algunos lo han hecho y el blog ha reflejado y plasmado sus contenidos.