sábado, 19 de marzo de 2011

A vosotros, padres...


Leyendo un libro de Jesús Álvarez Courel, editado por la Diputación de León; sobre la encuesta hecha allá por el año 1901 (ayer) por el Ateneo de Madrid, sobre las costumbres practicadas en la sociedad del momento en cuanto al nacimiento, matrimonio y muerte. Me resulta curiosa la respuesta dada desde el vecino Lucillo y Molina Ferrera (Maragatería) sobre la consideración de la mujer, nada menos que: "mientras las mujeres aran, siembran, siegan, cavan, etc. los hombres permanecen en la casa hilando y haciendo calceta". Casi nada, cabe pensar que no pusieron mucho empeño en verificar dicha información.

Desde luego, en nuestro Trabazos, todas estas labores del campo eran compartidas; siendo ellas las que hilaban y hacían calceta, mientras ellos arreglaban los aperos, hacían los "zruecos", los cestos, etc. pues había tareas para todos.

En fin, desde estas páginas, recordar y también rendir un merecido homenaje a ellos, nuestros padres, los muchas veces sufridos y también alegres, los queridos padres nuestros siempre presentes, figuras fundamentales y guías de nuestras vidas.

Por vosotros, que con vuestro esfuerzo domasteis la tierra sacando lo impensable de sus entrañas, dando forma a una vida pobre en recursos y rica en valores.

A vosotros, formadores de personas que crecieron entre valores como el esfuerzo y el agradecimiento.

Con vosotros, hacedores y mantenedores de nuestro Trabazos, agradecidos por el trabajo bien hecho, un legado plagado de valores y con la esperanza de que, de alguna manera, permanezcáis siempre con nosotros.

Gracias, me gusta haber vivido con y después de personas como vosotros.

Emiliano

Nota: felicidades a todos-as los José, Josefa, etc.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Gracias, en nombre de mi padre, y, también me atrevo a decir, de todos los Joses.

Dori.

Este es un bello pueblo cabreirés: Trabazos dijo...

El año pasado dedicaste un post a las madres y este año lo has hecho a los padres. Me gustó aquel y me ha gustado, encantado, este. A parte de la fotografía, sobre la que no puedo ser objetivo, con nuestro recordado padre y con tu hijo bien chico, te diré que me hubiera gustado a mi tener tu prosa y sensibilidad para decir lo que has dicho.
Gracias, Emiliano, por tu espléndido artículo y por mantener viva la llama de este humilde blog de Trabazos.
Jerónimo