domingo, 22 de junio de 2008

EL SABUGO

Así están algunos rincones y murias de Trabazos en estos dias de junio.



Es algo habitual el protegernos, proteger lo nuestro y a los nuestros, utilizando para ello los medios humanos y divinos a nuestro alcance.
Para que los más jóvenes puedan conocer tradiciones de nuestro no tan lejano pasado, en unos días y noches tan cargados de magia, como son el solsticio de verano y la noche de San Juan; me permito contaros algo sobre un arbusto muy abundante en Trabazos, que es el saúco o sabugo y los distintos usos que de él se hacían (todavía se hacen). Desde las cerbatanas, que después de limpiar la “migolla” (médula blanda) se conseguían, con los tacos de papel como proyectiles; hasta los silbatos que algún artista conseguía, cuando la rama era suficientemente gruesa.
Pero quizá era la flor, ese ramillete de color blanco y tan oloroso, lo que más utilidades tenía. Entre ellas, destacar las infusiones como digestivo, afecciones respiratorias, los fomentos para los golpes (antiinflamatorio), lociones contra las manchas en la cara de las embarazadas, lavar los ojos cuando estaban “petillosos” (infecciones) y por otro lado, su uso en ritos mágico-religiosos, para la protección sobre todo de animales.
Se recogía en Junio, entre San Juan y San Pedro, pero el mejor era el día de San Juan al amanecer, con el rocío de la noche (algo muy importante). Muchos ritos hacen referencia a esta noche, atribuyéndole muchas propiedades tanto al agua, el fuego, las plantas, “dichosa la moza que coge en ese día la flor del agua al rayar el alba, y dichoso el mozo que la bebe”. Se hacía un ramillete, que se colocaba en el dintel de la puerta en la “corte” (cuadra) del ganado para que éste no enloqueciera. Supongo que con buena lógica, esto mismo también se hiciera en las viviendas, como protección de los humanos. Yo todavía veo alguna vez en casa de mi madre uno de esos ramilletes, junto con alguno de hojas de nogal, dice que para hacer los fomentos.
De las hojas y los frutos (bayas) aún teniendo propiedades similares para infusiones, zumos, licores, insecticidas… no recuerdo que en el pueblo se utilizaran.
Emiliano


3 comentarios:

Bernabé dijo...

Muy interesante el comentario! No sabía esas cosas, felicidades!

Este es un bello pueblo cabreirés: Trabazos dijo...

Como dice el refrán: "no te acostarás sin saber una cosa más". Todos podemos aprender algo de los demás, ánimo a todos para continuar por este camino. A ver si participan más personas y así todos podemos compartir costumbres y experiencias de nuestro Trabazos.

Este es un bello pueblo cabreirés: Trabazos dijo...

El blog ha ido, poco a poco, tomando una participación - aunque discreta - variada y rica. ¿ Qué más podemos pedir ?. Tenemos un rincón para contar cosas de nuestro pueblo y aquel que quiera puede hacerlo, bien como comentarista o bien como participante en el propio Blog. Igual que Maite, Dori y Bernabé, Elías y Emiliano, todos podemos entrar y dejar cosas que seguramente interesen a todos. Falta, quizá, una participación de la juventud, ¡ no ?.
Un fuerte abrazo.